Blogia
Guonderlan

Después del baño

Te decía que si no te bañabas, nadie iba a querer hacer el amor con vos. Me preguntabas cómo podía yo saberlo.
Yo te daba mis garantías.
Entonces, ibas al baño, y volvías rápido, apenas húmedo y con el pelo seco. Y seguías oliendo mal.
Entonces, enojada, te mandaba de vuelta a bañarte, con la misma excusa. Y vos me contestabas que no tenías ninguna certeza de que así fuera.
Y, para refutarte tu cabezadurismo, te decía que si te bañabas, yo misma iba a hacer el amor con vos.
Entonces volvías, no sólo limpio y perfumado, sino que con un smoking (descalzo, eso sí)
Y nos íbamos a la habitación y me empezabas a sacar la ropa, y yo a vos.
Y dulcemente lamía tus pies.
Y de golpe, me dí cuenta, que estaba soñando.
Pero no me desperté. Lo peor fue eso.
Seguí en esa habitación, pero sola. Vos te desvaneciste.
Y yo tan desnuda y sin tus pies
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Lula -

Gracias por comentar en mi blog, donde me encontraste?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres