Blogia
Guonderlan

Marítima

Marítima

En el medio de  la pampa, con tanto campo,  sol y  horizonte ( que es un bien   poco apreciado. Pregunten a un cuyano que es el horizonte) no es fácil encontrar algunos paisajes esenciales.

El paisaje nos modifica, nos transforma. Casi en la misma medida  en que nosostros lo transformamos a él.

Yo busco el mar.En  cada laguna, en  cada rincón de cielo reflejado en el agua.

No  necesito tanto de las elevaciones como del  bosque y el mar.

El año se va terminando y no tuve mi cuota oceánica pertinente.

Así que, como Mahoma y sus montañas,  yo voy en  busca del mar.

Una vez lo encontré en el barrio ( en realidad está ahí, nunca se fue, pero se escondió tras una  puerta que ahora no logro detectar) y fue hermoso  mientras duró .

En uno de  mis  cinco costados aún late la tristeza del amor que  no pudo ser. Todavía lloro un poquito  cuando  me acuerdo de la sonrisa que tenía pensándolo cerca. O de la sonrisa suya, casi  absoluta.

Espero que esta cicatriz no duela cuando  esté por llover, como  tantas otras.

Por eso  me voy a buscar el mar.

Para ver si ese horizonte sin pampa, esa laguna  planetaria me diluye la tristeza, y me trae, en una ola, algo  hermoso

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Cass -

No sabes como me identifico con lo que escribiste...

Amo el mar, y ya van dos años que no me doy una vuelta!
siento que me muero un poco a cada semana que pasa!

abrazos, hermoso blog!

Fender -

Mire, no soy puntano pero casi, y para mi el horizonte es esa cosa que se hunde allá lejos.
La montaña le da otra dimensión al paisaje. Casi le diría que sin montañas no hay paisaje, solo un círculo de inmediatez, y despues otro de perfiles desdibujados.
Pero el mar para mi es algo atávico, pero no la costa, EL PROPIO MAR, MAR ADENTRO.

Ma Lau -

No piesnso abandonar esta quietud pampeana para siempre. Pero una vacaciones de campo no viene mal.
Ayer hicimos teatro en la paz del domingo de pueblo. Y si, tiene otro valor

bustelo -

Es al pedo, sirenita. Yo vivo frente al mar y me la paso llorando.
Nada como una laguna, en el calor y la llanura.
La belleza eclipsa.
Es fácil ser poeta en Chile, por dar un ejemplo, (todo inspira poesía en un lugar bello). (Vos misma me dijiste una vez que en Isla Negra cualquiera es Neruda.)

La joda es seguir diciendo cosas fantásticas en el seno de la nada. Ser poeta en González Catán es lo valioso. Ser lo que sos vos en la nada nuevejuliense, corazón, eso es impagable. Un abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres