Blogia
Guonderlan

Tronquitos

Hoy, paseando por el centro de Guonderlan, con unas amigas entramos a la panadería de la esquina, y compramos tronquitos.
Para a quellos que no sepan que son, les cuento que son unos palitos largos como de 20 cm, retorcidos sobre sí mismos, de masa y horneados, salados y ricos. En otros barrios le dicen churrinches.
Comiendo tronquitos y mirando vidrieras, surgió la estupidez:
-Mirá como me como el tronquito-
- El mío es más grande. Yo le digo Tronco-
-¿ vos sos la que te comés el tronco?-
- Sí. Y me gusta-
-Uy!, queda uno. ¿Lo compartimos?
- Yo no quiero, coman ustedes dos-
- Bueno. Vos quedate con la parte chiquita. Lo corté mal-
- Ah! qué viva!-
- Y nena, la que parte y reparte, se queda con el mejor tronco-
- No compartan el tronco.Eso trae problemas-
( no intercalo las risas correspondientes para no molestar, pero fueron constantes)
Está todo dicho. Las mujeres, cuando nos agarra la estupidez, somos geniales.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres