Blogia
Guonderlan

La leyenda de las tres lagunas, casi como me la contaron

Cuentan que eran dos hermanos los que se enamoraron de ella, y que se fueron a pelear allá, a lo lejos. Y que ella corrió y corrió para impedirlo. Pero llegó tarde. Y se encontró con uno de los cuerpos. Lloró sobre él, y fue en busca del otro, siguiendo el claro rastro de sangre. Y lo encontró no muy lejos, muerto también.
Lavó el cuerpo herido y ya sin vida con sus lágrimas, y apartándose de él, mucho más adelante, lejos de las tolderías, y sin razones para vivir, murió de pena, llorando.
Adonde quedaron sus cuerpos, el viento, la lluvia y el tiempo crearon las lagunas.
Ahora sólo queda esta. Las otras murieron, como los indios que las formaron.
Mirá vos, se murieron por amor, y su recuerdo hecho laguna, murió también. Murió de progreso.
Morirse una vez, ya es difícil. Imaginate dos.
Amor y muerte. Linda combinación para ser la base en donde construimos nuestra historia, no?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Gabi -

Si el progreso es construir una escuela a la que fui porque estabas vos y el amor deja muertes, la palabra "progreso" recupero su significado original.

Olaf -

Mucha muerte, demasiada para mi gusto...

Marito -

Que feo y triste morir de preogreso. Pero, ahora que lo pienso un poco, uy, nop se me ocurre nada. ya volvere.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres