Blogia
Guonderlan

De paseo

Pasé por la casa de lo tangible, y a pesar de mis anhelos diurnos y  nocturnos,  nada se movió en mi. Y seguí de largo.

Ya antes había ido a visitar a lo imposible,  y entre risas y regalos, casi me olvido de su propia condición. Sua manos son una tentación  absoluta.

 En el medio de tantas vueltas, le mandé un mensaje a lo plausible, pero  no quiso salir de mi teléfono. Entonces desistí.

Me volvía a cruzar con lo imposible, disfrazado de otra cosa, pero lo reconocí igual.

Y di vueltas y vueltas en bici  toda la noche

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Ma Lau -

Grazie, Bob. Y lo fisiológico se lo dejo al que tiene la etiqueta de lo tangible, que esa noche no visité.

Fender -

Anche no fisiologico?

Bob -

Las arcaicas tumbas ya tenían millares de años dedicadas al noble arte del turismo mental, buena la foto del barrio Hundertwasser

Ma Lau -

Digamos que fue un paseo filosófico/psicológico.
El pueblo se me hizo re chico

Bustelo -

Che, nena, qué ganas de pasear en bici de noche. Y de sacarme toda la mierdita y el frío de los huesos de encima. Un abrazo.

Fender -

Demasiada tentacion contestar "2+2?" con un 3.
O poner 22 ("cuanto es 2 y 2?")

Fender -

Interesante, pedalear de noche...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres