Blogia
Guonderlan

Pablo P.

a 20 metros del beso estaba mi casa, pero fuimos en auto igual.

Doblar la esquina fue un trámite extraño

27 escalones más arriba y unos metros más, estabamos nosotros

Me encontré con lo que yo quería de mi y  de otro, que casualmente era él.

Es la 1era vez en el año que  miro a los ojos a alguien, y veo más allá de él.

No sé si  lo voy a  volver a ver pronto. No sé si nos  vamos a encontrar  de esa manera.

Hay que dejarse fluir...y cuando duela, es porque antes o después va a dar  felicidad.

Hoy llueve y  el vacío es parte  de este todo que me envuelve y que al mismo tiempo soy yo.

Parada en los az(h)ares de la plaza, aplastados por la lluvia ( ellos y yo) me pregunto, y me sonrío y canto sin saber.

No sabré hasta que pase.

Y esto también pasará

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Fender -

Yo, que hace poco recuperé el chinchorro (perdido en el zafarrancho), pude envergar el palo de trinquete, cambiar el bauprés y la cangreja, tapar los agujeros en la sentina y achicarla, colgar de nuevo todas las escotas y sobre todo ARREGLAR EL TIMON Y LA BRUJULA, ya estoy listo de nuevo para la batalla.
Y como todo depende del viento -el cual no manejo-, si me va mal de nuevo, habrá que buscar otra vez puerto seguro, reparar los daños y hacerse a la mar de nuevo.
Qué le vamos a hacer, si soy un barco de alta mar, no me voy a quedar a vivir en el puerto ¿no?

GuilleX -

El tema con la confusión de indentidad fue con un amigo mío que se llama Pablo Piovano...
Y por eso me confundí..

Pero ahora ya se quién es usté

Murra 4ever

Ma Lau -

que me emocionan, estupidos!

Bustelo -

Señora:
Me comprometo firmemente a que en lo futuro haré todo lo que esté a mi alcance para que el mundo sepa que en Nueve de Julio, lugar verde y amarillo, chato y de poco agraciado nombre (voto por Cla Lauquen), hay una mujer que sabe cómo decir bien una cosa hermosa y como volver bello lo intrascendente, haciendo de Nueve de Julio Paris y de su casa de pueblo, el palacio de un mecenas árabe. Y encima de todo eso tiene el descaro de saber mirar. A veces me dan ganas de matarte, como me pasa con Lemebel, si no fuera porque me lo veda la admiración más profunda. Un abrazo.

GuilleX -

Todavía tratando de entender quién sos :S

Excelente escrito
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres