Blogia
Guonderlan

Hombre hambre

Ejercicio de autoconciencia

Cada vez que te sientas tentada de llamarlo, verlo, escribirle o comunicarte  con él de alguna manera, puedes hacerlo.

Sólo ten bien presente y siempre recuerda que él no te ama.

Que nunca lo ha hecho y nunca lo hará.

Cuando esa única verdad esté en tu sangre, puedes hablarle.

Debes saber que la simetría universal es imposible.

Y que la mentira abunda.

El amor, el desamor...ambos suenan falsos. Ficticios. Absurdos en un mundo presumiblemente justo.

Pues bien, el mundo no es justo. Él no te ama.

Antes de decir una palabra...

Antes de escribirla...

Date cuenta de que no..

de que jamás...

De que nunca habrá de amarte.

Si sobrevives a esa idea, puedes enfrentar ejércitos.

Pero no te ilusiones con la gloria.

Casi nadie sobrevive a esa idea.

Los que lo hacen se están mintiendo, o  ya están muertos.

 

 

Y ahora sí.

Marca ese número.

Escribe esas letras.

Toca a su puerta.

Preséntate ante él y haz lo que puedas

Igual no habrá de amarte

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

No insistas

                                A  Sant, que insistía en mi locura y en su lucidez, el iluso

 

No voy a  ser esa que querés que sea y que  no se parece tanto a mi.

Puedo seguir desnudándome como casi siempre, pero  no vas a encontar, detrás de estas telas, más o menos piel de la prevista.

Los amigos me arrastrarán  a las perdiciones correspondientes, los músicos me harán bailar, los cuadernos nuevos escribir y tu piel seguirá siendo una tortura en mi cabeza.

No voy a abandonar las ideas utópicas de la creación colectiva, ni  de la casa grande, ni del amor al amanecer.

No voy a dejar de  decirte piropos, incluso ese día en el que te  odio con toda mi alma por ser tan indiferente a mi vida. Nunca vas a dejar de ser hermoso.

Iré descalza a buscarte cada vez que toques la puerta. Y habrá pan caliente y sonrisas para  los amigos. Y sobre todo para vos.

No jodas. No intentes que  cambie mi cursilería absoluta,  mi ñoñez  de pueblo, mi alma de señora de su casa. Soy feliz cosiendo a máquina y pintando paredes y cuadros.

Por más que hagas fuerza y desaparezcas.

Aunque me bombardees de glamour, tecnología y novedades.

Me seguirá gustando La máquina de hacer pájaros, y bailaré salsa berreta  en el living.

Querré un vestido blanco el día de la primavera. Soñaré con casas chorizo o con mansiones.

No voy a abandonar mi gusto por los gatos, las plantas de diamelas, el fútbol en domingo...

Soy vieja. O casi vieja. Y dicen que no aprendemos mañas nuevas

Pero  he aprendido a verte desde otro lado. Y a perdornarme el amor y el desamor constante.

Y supe hacer de tripas corazón. Y seguir andando. casi sin ganas, pero andando.

¿te acordás cuando todos los hombres usaban el pelo largo? Se resignaron a  olvidarlo en los noventas. No se dieron cuenta de  que los queríamos más así.

No cambio por cambiar. Por eso te pido que no insistas.

Y te aviso que sonaste. Porque mi memoria es prodigiosa.

Y yo no olvido

 

Yin y Yang

El otro día fue P. a casa.

Nos divertimos mucho, como hacía tiempo que no lo hacíamos.

Definitivamente, el pelo rapado le queda mucho mejor. Digamos que es (si eso es posible) más sexy que de costumbre.

Charlamos mil boludeces, mil cosas serias, mil silencios..... mil ruidos extraños.

Se quedó a cenar y me hizo reir mucho, como siempre.

Pero no fue como siempre.

Andaba rondando un fantasma.Digamos que, sin querer, M. estaba presente.

Mirando las pecas de la espalda de P, me acordaba del  lunar de la última falange del meñique derecho de M.

Riéndome de las ocurrencias del "muertólogo municipal en el caminito de la muerte del Parque de 9 de Julio", me acordaba de la risa física  que me produjo leer el resumen de "Ramo´s Sunday"

Y de repente,  en medio de esa vorágine mental y física que implicó  un par de duchas, una botella de vino entera, un grupo de neuronas (muy queridas, por cierto) muertas, un ataque de recuerdos de cejas levantadas sobre anteojos a la hora de preguntar, un darse cuenta de  un cuerpo en un escenario actuando casi para mí,  cuerpos sin ropas en casa ajenas, cuerpos con ropas -pero desnudos al mismo tiempo- en un zaguán de villa del parque y algunas cosas más...

En medio de todo eso, me pregunté qué papel cumplía yo en esa película.

Y  me vi de protagonista

Y,  aunque Yin y Yang anden en mi cabeza, me supe Tai Chi

( y el que quiera entender, que entienda)

 

 

 

 

 

( No sé  si hay que querer más a uno o  a otro. No sé si  alguno me tiene que gustar más o menos. Por lo pronto, ya vi el avance . A   ver la película voy seguro)

Cartas de amor

Siempre escribí cartas de amor. La mayoría de las veces no las envíe o entregué. Algunas sirvieron para ordenar ideas  y palabras que después pude decir.

Me daba miedo, vergüenza y mucho pudor exhibirme de esa manera, pero necesitaba sacar afuera todo eso que me  quemaba la cabeza. (No sé por qué hablo en pasado. Sigo haciéndolo)

Todas esas cartas  que nunca mandé se acumulan en una caja.

Acá va un extracto de ciertas frases  y su clasificación:

·         En los cinco rincones me golpea tu tango. Los jazmines de la letra  ya se marchitaron (tanguera)

·         No es fácil sobrevivir a tus labios, aunque estén a 300 km de los míos (medida)

·         Me das tanta felicidad  con tu existencia(ni siquiera hace falta tu presencia) que si me das la oportunidad me gustaría devolverte una partecita de todo eso (cursi in extremis)

·         Tus palabras en mi cabeza son un terrorista entrando a su paraíso (metáfora explosiva)

·         Tus huellas digitales me delatan ¡Las quiero en todas partes! Soy culpable. (policial)

·         Anoche, después de tantos besos, mi boca ya no sabe su nombre, sólo el tuyo (amnésica)

·         Cuando te olvides de mí, seremos dos. Yo sólo voy a estar pensando en vos (a los 11 años, prepúber)

·         Creo que ni vos  ni yo  sabemos bien adónde va todo, pero es porque las brújulas laten adentro (desorientada)

·         Voy a tener que desarrollar cierta clase de branquias. Cuando te vas me olvido  hasta de cómo respirar (pseudo evolucionista)

·         Me gustás más  que mi sentido del gusto –Lo del pollo con las manos es optativo- (gustos son gustos…)

·         El amor ya nos andaba rondando. Y nos agarró del cuello (gráfica)

·         No te preocupes, no me voy a matar por amor. Los que ya están muertos no pueden suicidarse (necrológica)

·         Cuando juguemos a los novios no quiero pelearme con Juli. Quiero que seas novio mío y que Marcos sea novio de ella así tenemos uno cada uno y no nos peleamos por los árboles denfrente cuando jugamos a la casita. También sos lindo (a los 8 años. Infantil)

·         ¿Cómo mierda te digo que no me alcanza con ser amiga tuya? la reputamadre…¿Cómo voy ahora a tu casa a tomar  mate? Encima sos el único que me puede aconsejar en estos casos… (complicada)

·         Te quiero, basura, te quiero (en sanguche)

·         Coshita hermosha: ¿Sabés que sos más luminoso que un farol? Te mando muchos mushis-mushis (tarada a más no poder)

·         Las bellezas que te adornan no tiene parangón en mi universo (anticuada)

·         Tu culo es para escribirle un poema (confusa)

·         Tenés cara de estampilla ¿Te puedo pasar la lengua? (sexy boba)

·         Sí, vos me gustás. Pero decile al tarado de tu amigo que  él no me gusta. Y que me di cuenta de que me quiso tocar una teta en el asalto en lo de Carolina (reproche)

·         Desde que estoy con vos, me veo más linda de lo que soy. Tu belleza es contagiosa (diagnóstico)

·         Soy una estúpida. Te digo que me cansé de las mentiras y estoy con vos, que sos la mentira más hermosa del mundo (mentirosa)

·         Tus ojos verdes me enloquecen. Arrancate los ojos o besame siempre (ultimátum)

·         Negrucho: Anoche estabas inspiradísimo (agradezco por ésta, entonces, a las Musas, Apolo y el resto de la familia) (familiar olímpica)

Prometo, después de esto, llamarme a silencio

Pero  me dejás sin palabras.

 

Libro de quejas (una gansada)

Libro de quejas (una gansada)

Me escribio Gabi y me dejó dando vueltas como una calesita con hipo..

Cada palabrita que escribió me golpeteó el cuore y otros rincones. Más allá de los piropos ( que son muchos y maravillosos y que no viene al caso contarlos porque son para mi ego y ........  qué tanto! este blog también es para mi ego. Miren esta joyita: "Me encanta como escribis. ... Voy a ir al muro de los lamentos a recomendarte a dios por si anda buscando alguien que lo ayude a crear mundos mas lindos que este."  Me hice pis de la emoción y me agrandé como galleta en agua.Y sí, por si no saben, vive en Israel, por eso  tiene la línea directa con dios)

Y después vino  la crítica con pedido oculto:"Lo que medio me llama la atencion y un poco me molesta es que estes enamorada de todos esos gansos y no critiques ni putees a ninguno."

Y se merecen una puteadita, no?

Ahí van:

Vos, el que escribía para vivir y ya no sabe cómo hacerlo... sos un ganso!Escribís bonito, seducís al pueblo pero  te enroscas con cada loca! no te fijás si hay  agua y te tirás a la pileta como un idiota. Y claro, te hacés mierda. Y claro, quién es la estúpida que te consuela y escucha tus llantos y quejidos? La otra idiota, a la que encima le gustás, y obviamennnte, ni te fijás en ella. Maldita manía de hacerme amiga de los hombres que me gustan, de la falta de cancha para la histeria y de las ideologías feministas  o algo así que tengo encima. Y que son  las ideas que no me permiten  ser "una modelito de femineidad, chica cosmo, tacoalto, uñaslargas" y toda esa sarta de  pelotudeces que, por suerte ( y  valga la contradicción) tampoco quiero ser.Pero claro, eso también hace que no te fijes en mí.

¿Sabés una cosa? ¡Andá a cagar! Si te enganchás con esas locas, será porque te lo merecés

Descargo (o "las uvas están verdes"): Igual sos un obsesivo y cabezadura. Y no compartís ciertos rituales sagrados para mi, como el cine.

Vos, sí, vos, el que pierde el pelo pero no las mañas...sos un ganso! Tenés un donjuanismo  que roza lo asqueroso. Parece que tuvieras miedo de no levantarte a nadie más cuando te quedes pelado y  te cojes todo lo que tenga tetas y se te cruce. Y sos tan bueno, y caballero y tan dulce que toodas, manga de idiotas,  nos enamoramos de vos ( justicia poética: cuando te enamoraste de una, ella no se enamoró de vos) Pero no puedo putearte, porque encima me inspirás a hacer cosas por mí, para mí. Y encima sos muy bueno en tu vocación, y sos buena gente y toda esa mierda  que hace tan difícil el insulto.

¿Sabés una cosa?¡Andá a cagar! Vas a esquivar tanto lo  tangible, que te vas a quedar atrapando el aire.

Las uvas están verdes: Sos un neurótico,  siempre le buscás la quinta pata al gato, y  encima sos  tan inseguro que nunca estás satisfecho.  Triste en potencia.

Vos, el de pelo largo y sonrisa  encantadora...sos un ganso! Sos tan inseguro de vos, de lo que  generás, de lo que querés, que andás como  bola sin manija, sin más objetivos que el hedonismo más idiota e inmediato. Tenés una manera de seducir tan estudiada, que hasta las piedras se derriten a tu paso, pero  tu inseguridad hace que salgas corriendo aunque una, pobre idiota, caiga redonda a tus pies. Sos un nene en el cuerpo de un hombre.  Y eso desconcierta

¿Sabés una cosa?¡Andá a cagar! Si no sabés distinguir entre placer y amor, estás  más quemado  de lo que pensaba.

Las uvas están verdes: Sos más adicto  de lo que  mi rango de tolerancia  acepta. Desintoxicate  y mentí menos

Vos, el que toca la guitarra desde hace siglos...... sos re ganso! Histeriqueaste desde la prehistoria, pero como siempre estabas comprometido, nadie iba a mover un dedo. Te hiciste el galán, me quemaste la cabeza con la música. Y cuando llegó la hora de estar sin ropas, todo fue una farsa. Prometiste lo que no cumpliste jamás, y yo , idiota de mi, te di un par de oportunidades que se transformaron en desilusiones.

¿Sabés una cosa?¡Andá a cagar! Y nunca le digas a una mina con cara de aburrimiento  en la cama: ¿Te gustó?

Las uvas están verdes: Sos  un viejo mental.  Nada más que  agregar

Vos, el de piel tan blanca y  voz murmurosa, como el tango de Manzi, vos...sos un ganso importante! Amable y querible hasta el límite, no te das cuenta de que sembrás ilusiones a lo pavote, pero cosechás soledades. ¡Y vivís en una mentira! Enamorado hace siglos de una mina que nunca te dio bola, fuiste bueno conmigo, pero te quedaste con otra, que se parece fisicamente a esa que no te quiere. Andás generando pena por los rincones,  y transformás la pena en arte. Y eso me puede

¿Sabés una cosa?¡Andá a cagar! Ella nunca te va a querer. Y tampoco es tan genial como decís que es

Las uvas están verdes: Obsesivo importante con un tema inútil. Le gusta el sufrimiento como forma de vida, y yo soy una mina alegre. No me sirve

Bueno, ahí está  mi descarga  de años de amores inconclusos.

 Algunos de estos amores no se concretaron, y otros sí.

Estos son  los gansos que  me quisieron vender gato por liebre, y yo compré por inocente, idiota o  solitaria.

Ahora viene el quilombo, porque creo que  en esta parvada de gansos hay alguno que otro que lee el coso este, y no creo que nadie quiera ser puteado.

Pero por la puteada por desamor uno debe inflar el pecho de orgullo y resignación.

Alguien nos quiso  tanto que le duele...

Gracias a ellos, entonces, por hacerme sentir tantas contradicciones.

 

 

Update:¿ No ves  que soy un asco de bondad? termino agradeciendo tanto el amor como el dolor.

No sé como se llama. La agarré empezada

Cuando todo parece ya dicho, entra en escena el otro actor. Y la trama se complica
Retorcida en sí misma, la historia nos envuelve, y aunque hayamos llegado tarde, nos enganchamos igual
La vida de los otros es así. Como esa película de tarde de zapping, como esa obra a la que llegamos ya empezado el segundo acto.
Entonces ese otro es un interlocutor que, cual relator de radionovela, nos cuenta un resumen de lo que viene pasando, para ponernos un poco al día y no andar con cara de pregunta todo el tiempo.
"cuando era chico jugaba  en el arco, pero ahora  soy  un buen 5", " en mi cumple de 15 mi tía abuela me hizo un regalo  horrible, pero no le dije nada.Pobre vieja...",
Y así todo.
Entramos a esa historia de vida ajena tratando de acostumbrar la vista, porque la cosa viene oscura. Sabemos, por el afiche que vimos en la entrada, que esa historia/persona tiene un lunar en la mano, que usa anteojos, que las zapatillas azules que usa están gastadas del lado de afuera y puede significar una leve chuequera, que sonrie para  verse mejor...Pero es sólo el afiche, lo de afuera. Y está hecho para agradar, vender o  sólo mostrar.
Ahora habrá que ver la película.
Ni el origami  que te regaló  para buscar una excusa y sentarse a tu mesa en el bar es algo  consistente. Es  como un preview ( o como le dicen en el  pueblo:la colilla de le película): te  da algo  más, pero  no dice mucho.
Sólo esa escucha, esa mirada con más detenimiento, te contará lo que te perdiste de su vida, desde su nacimiento hasta ese mismo instante. Pero serán palabras breves.
Nunca sabremos como eran las arrugas de la cara de su abuela, ni ese colchón que tanto se hundía en esa cama, ni como golpeaba el viento los postigos  la noche de la tormenta que  le dio tanto miedo.
Pinceladas, trazos, un esbozo de una vida comprimida en charlas que se acortan o alargan según la necesidad del tiempo de compañía.
Ahora mismo miro para atrás en mi película y  veo cosas tan  extrañas, que parecen que le pasaron a otra:
el viaje a Mar del Plata en tren, el mar en invierno a los 8 años, el arroyo ese de la posta de Yatasto,  andar en bicicleta por La Plata con el pelo así de corto, cuando compramos la tela de las cortinas de la que era nuestra casa y al mes nos separamos, el beso del zaguán, la voz de las tías cantando  bajo el níspero, la casa del árbol en el campo , la caminata desde saavedra hasta colegiales, la piel esa tan blanca dormida al lado mío...
Es todo el mismo guión, y sin embargo parece escrito por distintos autores.
Y cuando una, cinéfila  y neófila, quiere ver películas nuevas, a veces  no quiere saber como era que empezaba todo. Sólo quiere meterse en la historia desde lo hay, desde la incerteza. Adivinar el camino por el paso.
Ser una detective de la trama.
Descubrir lo que hubo desde lo que hay.

Pero enredarse en  la trama  de ese otro. Y tejer  otro guión más con estos hilos.

Notita boluda primaveral

No tenés idea de todo lo que me das cada día.

De todo lo que me diste desde hace unos años a esta parte.

De todas las taquicardias, de todas las hiperventilaciones que tuve  con vos.

Ni la  más putísima idea tenés de todo lo que influenciás en  mi vida.

No sabés casi  nada de lo que me producís.

Y ahora  también estás dudando si te lo estoy diciendo a vos  o a otro.

Me río con vos, no de vos

Cuando escribir se transforma en una necesidad, surgen cosas como estas. Cartas inconclusas que nunca entregaremos, o  relatos inexactos  de situaciones muy  poco claras.

Estamos eligiendo. Carajo si lo estamos.

Y si te tocó vivir ese  momento, fue porque lo construiste de esa forma.

La gente que te quiere se ríe con vos.

La gente que  te va a rodear en  la vida tiene tu humor, le divierten las mismas cosas.

Si esa noche te dijo que  eso de lo que te reías era una pavada, una estupidez, entonces, ya tenés  algunos datos sobre la inconsistencia de esa  compañía.

No. No es definitivo. Pero es una señal clara de que  no  va a compartir las alegrías y tristezas con vos.

En la tristeza, cualquier gil nos acompaña. Cuando se te muere un tío, hay una parva de parientes, conocidos y vecinos que aparecen a dar el pésame y a tomar café recalentado.

Pero cuando la tristeza  que no es mía, sino tuya o del que yo realmente quiera, me traspasa, cuando  el color que envuelve a ese que quiero se vuelve grisplateado, esa tristeza que surge del otro y que me llega por culpa del amor, esa  es la verdadera tristeza compartida

Quizás yo no ame lo que vos amás, pero  lo respeto. O  me informo  sobre tus amores y  trato de conocerlos. Pero el amor no es el humor.

Si me río es porque me crece desde adentro la risa. Y en eso sí se parece al amor. Pero al  amor ese que surge  de adentro, sin forzarlo por las cosas de la superficie, sino por todo eso  tan  intangible como la risa misma.

¿Y adónde voy con todo esto?

No sé. Creo que lo escribo porque me acordé el día que te conocí. Y te conocí riendo.

 O la vez aquella que salí con ese tipo que parecía tan interesante, y que me hablaba de esos libros que había leído, y de esas películas  de culto que jamás confesaré que no vi, o de los lugares del mundo que visitaré algún día, pero su visión pesimista del mundo y su pedantería absoluta  lo llevaron a decir que casi nada  lo hacía reír. Porque todo era un plagio, una repetición, una absoluta falta de originalidad y un millón más de boludeces por el estilo.

También conocí a uno de esos que se creen genialmente intelectuales  porque repiten de memoria frases célebres de personas ídem. Pero no se les cae una idea original y  se siguen portando como loros hasta con  el humor, o el amor. Son los adoradores de  la palabra “tendencia”, cuando ni saben lo que es.

Y cuando te conocí, yo reía.

El tiempo fue pasando, y los dos  ya tenemos canas que yo oculto y vos  perdés.

Yo me sigo riendo de  lo mismo y de más cosas cada día.
El humor y el amor me cruzan a gente nueva en  el camino.

Y hoy que es un día que  llueve, un día grisplateado como las canas, de lo único que me puedo acordar es  que cuando te conocí vos me estabas haciendo reír.

 

 

 

Cuestion de fe

"La persona a la que quieres y la  persona que te quiere nunca son la misma persona "

Chuck Palahniuk , Montruos Invisibles

 

El amor  nunca es causal.

Ayer Maru me decía que uno recibe en la medida en la que da. Y no es así.

Menos aún en la medida en la que desea.

Esa mierda de las películas de disney nos enseñó a creer que si eres bueno y lo deseas profundamente, todos tus sueños se hacen realidad.

Basura

 Pila, toneladas de  bosta ideológica.

El amor correspondido es fruto de la casualidad absoluta.

El encuentro  quizás sea sincrónico, pero  toda justificación sobra.

Nada sucede  a partir del mero deseo.

Y a veces, la acción  que sigue al deseo tampoco funciona.

¿que resta entonces?¿esperar cruzada de brazos a que el universo  se ponga las pilas?

¿odiar a los hombres, los teléfonos, los mails, los blogs ajenos, las  mujeres que no somos?

No creo que nada de eso lleve a alguna solución

Lo  único que nos queda es  creer.

El viejo y  estúpido argumento de la fe.

O querer  creer, para aquellos tan descreídos como una.

Entonces: quiero creer que  el amor llegará corriendo.

Y no sos vos, aunque quisiera.

Es otro mucho mejor,

Quizás más interesante, más inteligente.

No sé si con más pelo, pero sí con  más mañas.

Que ame estar en mi mundo.

Con más ganas de la felicidad compartida que vos.

Con  ganas de verdad de empezar a construir de a dos, y no  de pelearse con el mundo solito y su alma.

Quiero creer.

Quiero empezar a creer

 

 

Tené cuidado con lo que deseas...

Las  historias  han sido escritas tantas veces, el pizarrón se ha borrado tanto, que ya perdió su color oscuro original.

Ahora es gris tiza.

Y la  única forma de marcar algo en el es mojándose el dedo y anotar así, con saliva, con huellas digitales.

Saco la lengua y mojo mi  dedo índice derecho… 

 

 

La mansión ya estaba  condenada.

Sin luz eléctrica ni habitantes.

Nos encontramos ahí porque, a pesar del abandono, seguía siendo el punto de encuentro o refugio para situaciones  como estas y personas como  nosotros.

Ya me habías advertido sobre asuntos pendientes.  Y yo, en el colmo de la discreción,  apenas  había pronunciado  mi escote.

Ese domingo  la remera  que debio pertenecer a mi hermano era un muro  gaudiano entre  las pieles de cada uno.

Como un obsequio antropomórfico de una navidad anticipada, estabas casi sentado en  lo que alguna vez se usó de sillón.

Todo  fue una charla, un repaso de imágenes.

Te fuiste  yendo, diciendo lo de siempre, en  el mismo tono.

Y al  borde de la escalera  tuve que agarrarte de la nuca. Era demasiado tiempo de espera, y  la casa así no  me iba a dejar esperar más.

Pero te ibas. Y amagamos escondernos en lo oscuro, aunque afuera  todavía quedaba un resto de sol.

Te ibas, te tenías que ir.

El pasillo ese de la derecha  fue el borde del  negativo de mi forma.

Te fuiste.

Y cuando  quince minutos más tarde oí  la escalera  anunciandote, sonreí en la cama.

La luz que quedaba era la de las velas en el baño.

Cuando el sudor ya era certeza, supe que las ansias venían desde un lugar extraño  en mi tiempo  y en el tuyo.

Imágenes del club de caza y pesca en la semana de la primavera, el pelo largo, un recital, la lectura de un cuento, mis jeans  gastados, tu  voz  tangible...

Hacía  apenas  un par de días que Kurt Cobain  no existía, y uno de los tuyos tenía una remera de Nirvana.

De vuelta al tiempo de lo real, te  dije que yo también, que desde  el siglo pasado estaba enroscada en esa esfera de hambre.

No se si eso es del todo real. Pero  no es irreal para nada.

Después de todo nos reímos, mucho. Hiciste bromas sobre el café inexistente.

Me peiné frente al espejo en la oscuridad.

A la altura de atarse los cordones de la zapatilla derecha, te acercaste y me besaste. Me tomaste  el mentón con  las  manos, giraste mi cara, te agachaste y me besaste.

Al borde de la escalera,  nos abrazamos para siempre.

 

Hoy te crucé por la calle. Y ya no eras el mismo.

Yo tampoco.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ley fehacientemente comprobada

El ángulo es  menor cuanto mayor es el consumo de cannabis

Inspiración

Tomar el té, un domingo con frío, en la Confitería Las Violetas...

Caminar por una exposición de diseño, en Palermo....

Hablar, hablar, hablar

Esos ojos ahí, atras de los vidrios, pero bien cerca...

el gorrito de  colores, el tatuaje en la muñeca, las zapatillas, los fetiches de siempre

El beso de la despedida

La promesa de la próxima cita...

Ya me   puse a pintar

Cálculo de probabilidades

 

 “Cuando  no entiendes algo puedes  hacer que signifique cualquier cosa”

Chuck Palahniuk, Diario, una novela

 

Imaginate estar rodeado por mujeres intocables.

Kurt Vonnegut dice en su nouvelle “Cuna de Gato” que  cuando la vida  de ciertas personas se enredan en la tuya sin  causa aparente, pero  tejiendo una red  para que las cosas se desarrollen de la manera en que lo hacen, esas personas  forman parte de tu  karass.

“Nosotros, los bokononistas, creemos que la humanidad se organiza en equipos,Equipos que hacen la Voluntad Divina, sin descubrir jamás qué es lo que hacen. Bokonon llama karass a tales equipos…«Si ves que tu vida se complica con la vida de otra persona por motivos no muy lógicos -escribe Bokonon-, puede que esa persona sea un miembro de tu karass.» 

No se si  vos sos parte del mío o yo del tuyo

Cuando los hombres dicen que las mujeres somos todas  iguales, hay algo en  lo que no mienten.

Somos cíclicas. Animales regidos por la luna, las mareas, las hormonas. Los olores.

Cuando un grupo de mujeres  viven juntas, o  se ven constantemente, es muy probable que sus ciclos menstruales coincidan. Al principio cada una tiene el suyo, pero lentamente uno se atrasa, otro se adelanta y terminan menstruando  casi el mismo día.

Tragedia  en las familias de muchas mujeres: las toallitas y los tampones  desaparecen  todos al mismo tiempo.

Esto es por culpa de las feromonas. Hormonas  que huelen. Y que no nos damos cuenta que están ahí, en el aire que  nos rodea. Pero lanzamos al  aire   todo el tiempo. Nos olemos entre nosotras y nos sincronizamos.

Esta es la explicación lógica al enredo  con la vida de otras mujeres.

Intocables. A veces locas.

Totalmente deseables.

Dependiendo  ya de cada una, el  síndrome premenstrual  puede variar desde una obsesión por la limpieza, una extrema sensibilidad, un malhumor de  perros, una dulce tendencia al homicidio o al suicidio, o un apetito sexual  insaciable.

Es comprensible que en las familias con más de una hija mujer,  la supervivencia  emocional masculina sea algo de todos los meses.

Y si sos el hijo  del  medio, estás  bombardeado  hormonalmente en estéreo.

Otra  cosa que sucede en cada ciclo menstrual,  es que las feromonas también  están muy activas durante la ovulación. Por eso  es  común que, respondiendo al pedido de sexo que exudamos  inconcientemente en esos días,  los hombres que nos rodean sientan  también más deseos sexuales. Otoño y primavera son trágicos si una  no quiere tener hijos. La  mayor actividad de los espermatozoides es en estas épocas del año.

Imaginate estar rodeado por mujeres  intocables.

La prohibición del incesto pesa en  todas las culturas. Regidos o no por la Biblia, la mayoría de las personas  no  niega el terror o el asco  que le  supondría  tener sexo  con alguien de su  familia  primaria.

Pero somos seres sexuales.

Entonces nos metemos en extraños caminos para satisfacer el deseo. Lo disfrazamos de amor, de dolor, de despecho, o de deseo de muerte

La trama se complica cuando descubrís a los 28 años que  la mujer con la que tanto te  gustó  acostarte la semana pasada es la ex novia de  tu actual cuñado, el novio de la menor. Y  ni hablar cuando ella, sin saber o  sabiendo (nunca  podrás descubrir el nivel de suspicacia de algunas mujeres) te cuenta como al pasar que  el marido de tu hermana  mayor  fue  el  primer hombre que la besó en la boca. Y que además, se histeriquearon toda la adolescencia.

Estás  besando su  boca carnosa. Estás en el   lugar exacto en  que han  estado  tus cuñados. Las parejas de tus hermanas.

Estás mezclándote en  su mente con esos recuerdos. Ella  te asocia a ellos o no. Nunca  vas a darte cuenta. Ella es actriz. Y encima se deja  guiar por sus hormonas.

Te mira los ojos  y sabe que compartís  los genes que  los forman con  la mayor y la menor de tus hermanas.

¿Es ella  la que quiere recuperar los  antiguos contactos con esas  pieles que en algún momento le pertenecieron?

¿O sos vos el que muy  indirectamente está cometiendo incesto?

En ese caso, imaginate estar rodeado por mujeres  intocables.
No te está permitido tocarlas directamente, por eso enredás  la trama de manera  casi siniestra. Encontrás el camino  hacia el deseo prohibido. Lo seguís por senderos casi legales.

Y  mientras  vos, en tu  ingenuidad o  tu perverso conocimiento de las cosas  (no creas que a ella no se le pasó por la mente que tus cuñados te la hayan “recomendado”, pero es un pensamiento fruto del amor propio, de su alma de diva) vas dejando  olores  que ella confunde con  los de tu familia política, el mundo sigue girando ahí afuera.

Los ciclos de la luna.

El karass.

El pueblo, tan chico. El infierno tan grande.

Y el cielo también.

Exactamente en el momento en que las mujeres intocables se  convierten en tangibles.

  

Por la puerta grande

Es una  puerta  grande, ancha.

Del otro lado estás vos

Es  alta, de madera maciza, reforzada.

Se nota pesada.

Lo termino de descubrir cuando quiero abrirla y  me cuesta  mucho

Golpeo.

Debilmente, a lo lejos, se escucha  tu voz, respondiendo

Te pido que te acerques, que me ayudes.

Yo empujo, vos tirás.

De a poco, muy lentamente, se abre.

Se abre la luz que llega del fondo.

 La rendija de apertura es mayor.

Vos hacés fuerza. Yo  mucho más.

Y  cuando asomo  la cabeza, sonriendo, esperando verte

La cerrás de golpe y  me  aplastás la cabeza contra el marco

Promesa

Cuando ninguna letra de tango nos quede bien, en ese momento nos encontraremos

 

Otro encuentro extraño y van...

Se conectó al msn, como siempre,  pero esta vez le hablé. Por primera vez en  dos años

 Fue alumno mío hace  3 años. Y me marcó.

 No sé si por su belleza, su inteligencia  o lo que las dos cosas generaron en mi

Y en el medio de cotidianeidades, me dijo que nunca se había olvidado  de mi.

Yo tampoco puedo olvidarme de él

Cuando  vaya a La Plata nos vamos a volver a ver, pero  sin los condicionamientos anteriores...

La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida......

(un dato que no es menor: es una copia joven y  argentina de Nicholas Cage...)

No, no veo gente muerta, pero...

A veces me da rabia que me pase esto. Muchos  me dicen que es una especie de privilegio, y lo se. Pero  no lo  puedo evitar voluntariamente, y a veces  jode, duele.

Me doy cuenta. Bah, peor. Lo sé.

Sé  cuando estás cerca.

También sé cuando  te alejás. Y no solamente desde lo físico, sino desde la cabeza.

Puta madre.

Hace unos días que sé, también, que él está triste. No, vos no.Él.

Y el  domingo me miró un segundo con esos  ojos. Y me dieron  ganas de abrazarlo un rato, para qué negarlo.

Pero el lunes, a la hora de la depre de domingo que tienen los lunes feriados,  me di cuenta que  los milagros no  suceden con la gente triste, sino con la gente  feliz.

Y vos estabas  feliz cuando llegaste a mi puerta.

Y a la noche, en medio del  vino, el mate y las fotos, desenrrollaste  la pregunta esa  que me frenó el cuore un segundo.

Y  yo sabía, te juro que sabía que se venía eso. Y por eso, por  saberme cagona, te respondí a medias.

Cuando  nos volvamos  a ver, te cuento el resto

Quizás vos también sepas por adelantado algo. Quizás sepas  mucho más que yo.

Y si ninguno de los dos sabe, tendremos que investigar. De eso  se trata, no?

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Es para vos

Están  pasando  mil cosas  en mis días, y la verdad que tengo  mucho por escribir

Pero  hoy  hay  música en mi cabeza, y   cual oyente de radio de pueblo, quiero dedicar esta bonita página a un hombre que  mira  el mundo  de manera diferente. A un hombre que hace que mi felicidad sea más brillante, sólo por  existir en mi mundo. A  él, que  no sabe  lo  que transforma en mí, pero  quizás lo intuya.

A  uno de mis Pablos...

 Lo de más


Lo de menos son todos los secretos
que intuyo, huelo, toco y siempre te respeto.
Lo de menos es que jamás me sobres,
que tu amor me enriquezca haciéndome más pobre.
Lo de menos es que tus sentimientos
no marchen en horario con mi renacimiento.
Lo de menos es larga soledad,
lo de menos es cuánto corazón.

Lo que menos importa es mi razón
lo de menos incluso es tu jamás,
mientras cante mi amor
intentando atrapar
las palabras que digan lo de más.


Amoroso, de forma que no mancha,
en verso y melodía recurro a la revancha.
Mi despecho de besará la vida
allá donde más sola o donde más querida.
Dondequiera que saltes o que gires
habrá un segundo mío para que lo suspires.
Es la prenda de larga soledad,
es la prenda de cuánto corazón.

Pajarillo, delfín de mis dos rosas,
espántame los golpes y no la mariposa.
Ejercita tu danza en mi cintura,
aroma incomparable, oh pan de mi locura.
Con tu cuerpo vestido de mis manos
haré una nueva infancia, al borde del océano.
Desde el mar te lo cuento en soledad,
desde el mar te lo lanza un corazón.


Silvio Rodriguez

Ojos de Video Tape

Parece que Guonderlan  no es tan maravilloso como  lo pintan.

El gran problema de este barrio es que  queda lejos.

Lejos  de tus ojos, o sea, lejos del mundo

El  domingo  que pasó  no fue muy divertido. Sólo la esperanza de tu voz en el teléfono  me sostenía un poco entre tanta desidia

No estabas en tu casa, te habías ido  en busca de bebida.

Sigo, entonces, practicando mi paciencia.

Te invito  a que, por favor, hagas que mi espera termine

Update: Te juro que  quiero llorar, pero no puedo. No sé si es porque estoy en una casa ajena; porque se que estás  con otra mujer ahi, al lado tuyo y no quiero interrumpir; o  porque ya doliste tanto como debía  y está quedando poco. O quizás quede tanto por vivir  con vos que ya ni sepa.

Busco señales, pero no decís ni un hola  virtual. Tengo que trabajar y no puedo. Tengo que aguantar cruzarme con  el pasado en una esquina, y de la mano de otra. Tengo que  pensar en positivo con respecto a vos, a nosotros, y no me sale.

En definitiva, tengo que saber que nada sé. Y  me duele.

 Y ahora si estoy llorando

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres