Blogia
Guonderlan

Yin y Yang

El otro día fue P. a casa.

Nos divertimos mucho, como hacía tiempo que no lo hacíamos.

Definitivamente, el pelo rapado le queda mucho mejor. Digamos que es (si eso es posible) más sexy que de costumbre.

Charlamos mil boludeces, mil cosas serias, mil silencios..... mil ruidos extraños.

Se quedó a cenar y me hizo reir mucho, como siempre.

Pero no fue como siempre.

Andaba rondando un fantasma.Digamos que, sin querer, M. estaba presente.

Mirando las pecas de la espalda de P, me acordaba del  lunar de la última falange del meñique derecho de M.

Riéndome de las ocurrencias del "muertólogo municipal en el caminito de la muerte del Parque de 9 de Julio", me acordaba de la risa física  que me produjo leer el resumen de "Ramo´s Sunday"

Y de repente,  en medio de esa vorágine mental y física que implicó  un par de duchas, una botella de vino entera, un grupo de neuronas (muy queridas, por cierto) muertas, un ataque de recuerdos de cejas levantadas sobre anteojos a la hora de preguntar, un darse cuenta de  un cuerpo en un escenario actuando casi para mí,  cuerpos sin ropas en casa ajenas, cuerpos con ropas -pero desnudos al mismo tiempo- en un zaguán de villa del parque y algunas cosas más...

En medio de todo eso, me pregunté qué papel cumplía yo en esa película.

Y  me vi de protagonista

Y,  aunque Yin y Yang anden en mi cabeza, me supe Tai Chi

( y el que quiera entender, que entienda)

 

 

 

 

 

( No sé  si hay que querer más a uno o  a otro. No sé si  alguno me tiene que gustar más o menos. Por lo pronto, ya vi el avance . A   ver la película voy seguro)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres