Blogia
Guonderlan

Casi un tango

Esa noche me di cuenta que no sería para mí.

Su nombre junto al de ella dando vueltas en el tonto protector de pantalla de la computadora, el nombre completo de ella bamboleándose al final de la partitura que yo pensé que sólo había escrito  él,  y el hecho indefectible  de que  hace años  que son novios, me dieron la terrible certeza que yo no quería ver.

Puta madre. Otra vez me enamoro de uno con novia, pensé.

Puta madre.

Encima que  dejo de lado mis creencias idiotas de no fijarme en  nadie  mayor de 35 años, de no mirar siquiera a quien fue o es amigo de un ex novio, de ni siquiera pensar en un amigo con  fines sexoserios…Encima de todo eso, no me va a querer.

Hay un levísimo nivel de  algo que podría llamar cariño, amor, gusto, cuidado o histeria.Claro, ya sé… es amistad. Y a mi me cuesta  verlo ya como a un amigo.

Sin querer me descubrí contándole  cosas de mi  pasado con Fer, que él no conoce.

Sin querer  charlé horas de  nada. Horas de  música. Horas, siglos quizás mirando sus manos en la guitarra

Eso lo puedo hacer, porque lo que en realidad quiero es  besarlo hasta cansarme, abrazarlo hasta que  duela, emborracharme de él hasta desmayarme de amor y todas esas cursilerías maravillosas que decimos en este estado químico y místico del amor.

Encima de todo eso, no me  va a querer…

Creo que algo me quiere. Pero no  de manera romántica.

Lo que más duele es tener una certeza como llaga, rasgo de inseguridad ya asquerosa, que me dice que si yo fuera de  alguna otra manera ( ni se cuál), y quizás supiera escribir música, podría tener la confianza para conquistarlo, o algo  así.

Hice un experimento extraño: puse el cd que él me grabó (todo  tangos) en la compu, y al azar, con los ojos cerrados, seleccioné un tema. Y salió Mama, yo quiero un novio, que es el tema del  día en mi  cabeza.

Lo más gracioso es que lo canta una  japonesa, y una parte es en japonés. Y tratar de entenderla, es como tratar de entender  esto que a  veces llamo destino.

Ya se que no  será para mí. Ya lo sé. Entonces todos los signos de la vida se vuelven  japoneses.

Y una, que adivina el chino, pero del japonés ni jota,  se entra a marear a  niveles  nunca pensados.

Está bien. Cualquiera piensa que la vida era otra cosa y no esto, pero...Las migajas no me conforman realmente, y  sin embargo las como. Y  por eso engordo en la medida de lo imposible, cubriéndome otra vez del disfraz que no  me pertenece, y volviendo  al encierro del miedo  de  no ser.

Me aferro al amor como un náufrago a su tabla. Y haciendo fuerza para abajo, me ahogo lentamente de ilusiones o de  amarguras.Si no  me fijo en un hombre ocupado con novia (casado nunca) me fijo en uno que no puede  ni acercarse al compromiso de  venir a tomar mate.

Prefiero, a veces, que me desengañen de una vez, a esperar o idealizar lo que no es ni será.

La  desventaja de todo esto, es que es mi amigo, y no  me puedo  borrar tan  fácil como quisiera. Y a su casa   voy a seguir yendo.

Y  a sus  ojos también.

Esa noche me di cuenta que ya no sería para mí. Se  va a casar con ella seguramente.

Acariciarlo en sueños no es suficiente.

Lo peor del caso es que la semilla del amor  ya está sembrada (hace rato, creo, y no lo había registrado)  y una vez en mi cabeza de tierra fértil ya no puede ser arrancada.Generalmente la saco de mí  una vez que  el árbol creció y se secó, o lo bajaron de un hachazo, dos formas en extremo dolorosas de alejarse del amor, que es una planta tan hermosa para regar y ver crecer.

Escucho los tangos que me regaló, y todos lo huesos que tengo, y los que no tengo también, me crujen como barco viejo. 

Voy a  salir al frío de la noche sólo por él. Y por mí, aunque nunca se quede conmigo.

Quizás caminando las calles del  barrio , aunque no encuentre una respuesta, encontraré algún tipo de paz.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Bustelo -

Fender: Por ahí anda. Pero la bahía de Ushuaia hace tiempo que no se congela (dicen que por el buraco del ozono o una cosa así). Sólo se congela cuando caigo yo, en una distancia de 100 metros a la redonda de mi cintura. El otro día me caí, me quedé atrancad y... vieras vos cómo patinaba la gente alrededor mío. Cuando se cansaron, mandaron una grúa de la municipalidad me dieron un sermón, me regalaron un güisqui y me largaron cagado del frío. Qué cosa tan lo ca es estar enamorado.

Fender -

Bustelo: lo tuyo en vez de flotar entonces es romperte la crisma contra el hielo?

bustelo -

Los versos de amor, las líneas floridas... Nada. Eso no es. Pero te creo igual. Y lo entiendo. Soy un flaco medio choto, frío si se quiere, pero tengo que admitir que el amor pega y es muy caliente. Suerte que en Ushuaia hace frío, que si no ya tendría que amanecer flotanto en la bahía. Un abrazo.

Peste -

Dos pensamientos:

No es mucho peor _sentir_ lo mismo respecto de la persona que es tu pareja? (Parece una paradoja, pero no lo es).

Y: aparte de sentir con una intensidad se diria animal, no te torturas con una intensidad de mistico cristiano?

Fender -

Pobre Maria. Sufris de algo que yo no entiendo -al amor-. No se que decir.
No te puedo desear suerte, porque en el amor no existe el azar, solo una serie de curvas que van cruzando la linea de la felicidad. Cuando más rapido llegas a ella, mas rapido salis despedido (y mas lejos).
A mi se me acabaron las recetas, lo unico que hago por ahora es mantener el caparacho firme y tener asumido que estoy solo (pero no abandonado, eh!).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres