Blogia
Guonderlan

Escena 5

Nos cruzamos de casualidad. Yo no sabía que él andaba por acá.

Nos encontramos en una vorágine.

Y en el medio de la tempestad, frenó los vientos, me miró a los ojos y  me besó suavemente en la cara, en los labios.

Y ese solo gesto bastó para que se sacudieran los cimeientos de la Mansión entera.

Se fue con el sol, besándome en la mano, llenandome de sonrisas la cara y el cuerpo.

lo veré de nuevo?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres