Blogia
Guonderlan

Recortes de viejos cuadernos: abril de 2004

Entonces tengo que darme cuenta de que fue pánico.

Ataque de pánico...quién lo hubiera dicho. Una enfermedad del miedo.

Sigo sin poder mirar.Anoche, en la escuela,  Jose y César pasaron a hacer su escena y yo no podía mirarlos. ¡A ellos, que son mis hermanos!

No me puedo mirar a mí misma tampoco. Ni en el escenario  ni en el espejo.

¡Y el fantasma tanguero de este otro pelotudo dando vueltas en mi cabeza!

Me siento en un eterno SPM: sensible, enojada, idiota...

La homeopatía ayuda a la rinitis, pero sigo insomne.

Vivir con Nuria aumenta mi ansiedad, pero qué puedo hacer?

Lo único que me salva son ellos...los chicos. Si no fuera por Vane y la Peti...o Jose y César...¿Adónde hubiera caído?

Y enseñar.Darle clases a esos gansos me hace realmente feliz. Aunque cada vez implique ver a Gus en el salón, dando clases también.

Dejar este espacio en blanco con Marcos  creo que fue lo mejor. Creo que le gusto, pero a mi me  gusta más el otro, y  que todos nos crucemos en los pasillos de la facu no  lo hace más fácil.

Y Emiliano ahí, con su película, que me abre una puerta extraña. Nunca me imaginé que empezar a estudiar en la escuela me iba a dar tantas cosas.

Y la cabeza me sigue doliendo.

Y los sahumerios tienen el mismo olor de siempre.

Entonces tengo que darme cuenta

 darme cuenta

darme cuenta

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres