Blogia
Guonderlan

Otra carta

Pedro:

Esperá, no te adelantes a los hechos.  Para esas boludeces estoy yo.

Es cierto. No estoy bien.

Estoy colgada del aire. O sea, sin base, o sea, pendiente. O sea, una cagada.

Pero eso ya pasará.  Como todo.

Ya conseguiré  laburo. ESE laburo.

Ya hará  un efecto más evidente el tratamiento. Recién empiezo, nene...

Ya podré ahorrar para ir a verte.

Ya podré hablar de lo que necesito hablar. Pediré disculpas y haré mutis por el foro, como corresponde.

Todo lleva tiempo y  paciencia.

Pero hoy pasan otras cosas que no sé cómo pasarán.

Hoy me enteré que  la mujer de Jo, mi otro hermano, tiene una enfermedad de esas imposibles. De esas que salen en la tele en programas de ficción. De esas crónicas, incurables y  complicadas. Sin causa aparente. Sin explicación. ¡Y ellos son tan hermosos!  Son personas que fueron  creadas para dar alegría y felicidad, para hacernos a los demás el paso  más fácil por  el camino. No por nada lo adopté como a un hermano al rubio... Y acá me quedé, helada.

Justo a ellos ( se lo toman como que la cosa es de los dos, porque están juntos. Y es genial) justo esto...

Todas mis  tristezas son  una boludez.

Toda mi angustia es una mierda.

Todo mi ombliguismo es patético.

Todas las lágrimas son al pedo.

Te quería contar otras cosa, pero Ju tiene lupus y no sé que carajo hacer.

¿Cómo sigue?

Besos.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres