Blogia
Guonderlan

Dejadeces

Hablando con diferentes hombres, ésta ultima semana, noté cierta resistencia de parte de ellos a los cambios.
Cambiar no es malo ( lo dice alguien que tiene pánico por los cambios bruscos y que los disfraza de "si todo es para bien..." . Parezco una tía...)
El tema es ver lo bueno de los cambios.
Y ahí te quiero ver! Porque en realidad, el miedo no es al cambio en sí, sino a admitir que ese cambio existe, y así dejar de ser lo que uno fue hasta momentos antes de ese vuelco.
Transformarse en lo que uno se supone que, entre otras miles de cosas, no es. He ahí el dilema.
Pero mi opinión al respecto ( que tomo como consejo para mí misma antes que decírselo a los demás) es : DEJATE
Dejarse no es abandonar.
Dejarse es estar nadando en un río, y de repente, cansarse, o querer ver otra perspectiva.
Entonces uno hace la plancha, y mira las nubes y las orillas pasar como barcos.
Es un momento, nada más.
Quizás, a l volver a mirar la corriente, el nuevo barrio que se nos presenta sea tan o más amable que el anterior.
Por eso, dejate.

(Las opiniones de la autora al respecto del tema citado pueden y son propensas a cambiar. No hay que preocuparse, ella es así. O no)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres