Blogia
Guonderlan

Gente del barrio

¡Mentira que una es boluda, tonta y loca!

Leyendo a Lacanna me surgieron dudas sobre la gente que me rodea, sobre mí misma en el papel de boluda, tonta y/o  loca, y no llegué a muchas conclusiones iluminadoras, pero  sí a algunas.

No creo que nadie esté libre de padecer  el acoso de estas calamidades ( todo esto dicho con el tono más sarcástico que  pueda encontrar)

Y  no hablo de los demás. hablo de mí.

Es muy difícil  estar libre de ser una boluda. No es fácil  cargar con la respuesta tardía, el miedo  bobo, la torpeza innata, la despistadez crónica.

He escuchado a   mucha gente tildarme ( en la cara, a espaldas, como sea) de loca: loca de mierda, loca linda, loca rayada (sí, la redundancia se repite), loquita, loca como tu madre ( a esos no les faltó razón), loca dicho con bronca, loca dicho  con risas...

En un punto me lo creí: cuando era adolescente, y ser  excéntrico, o no vestirse a la moda sino  con la ropa que yo misma  hacía  , o crear la propia manada ( muy pocos están excentos de manada en la adolescencia. Yo no) te hacían sentir raro, loco. Y más en un pueblo chico. y en los comienzos de los teribles ´90.

La locura era, entonces, ser diferente. O tratar de serlo. O  ni siquiera eso. Sólo  permitirse jugar en  un ámbito ( el pueblo) que no  te dejaba.

Pero cambiar de horizontes, y estudiar en bellas artes, hace que te veas desde otros lados. Y  yo no era loca. Era una cuerda más, que iba por ahí haciendo las cosas un poco como se le cantaban, otro poco como creia  que los demás decían que se debían  hacer.

La locura pasó por  forjarse un estilo. Por diferenciarse de verdad. Y yo no tenía ganas.

Hacía los deberes, era buena alumna, tenía un novio  que era compañero de la facu, y usaba tacos y pollerita como todas.

Y sin embargo, en  mi´pequeño  circulito de chicos  buenos, yo era "la loca". La que le ponía pasión a los deberes de la facu. La que se reía del absurdo. La que se enamoraba ( sin decirlo en voz alta, claro) de los creativos del  grupo de al lado.

Supongo que  ahora sigo siendo una loca. Hormonalmente loca. Sagazmente loca. Y tontamente loca

¡Y la tonta! Ah!, la tonta!

A esa  ya le tengo cariño. Es la que  baila  temas de Chichi peralta descalza en la cocina. Es la que  relee El tesoro de la juventud para irse a dormir ( pero por suerte, ya no le cree) Es la que deja mensajitos  ocultos por ahí, para que el otro los descubra y se muera de amor ( o por lo menos me imite)

Pero también es la que cuando no entiende un chiste se hace  la boluda y se ríe igual.  O cuando no vio  tal o cual peli, asiente con la cabeza, como si supiera. Y eso  la hace más tonta aún . Perdón ME hace más tonta ( ¿No ven cómo le gusta zafar a la tonta esta?)

Yo creo, a diferencia de Marcelo, que  es imposible escaparse de esto. Uno es boludo, miente, es tonto y es loco. A veces se da cuenta. A veces no. A veces es condenado sólo por una mirada externa, cuando otra mirada , o la propia conciencia, le dictan lo contrario.

Es todo  tan relativo, que  es imposible huir.

El que esté libre de boludismo, que tire la primera piedra

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

¡Lo quiero tanto a Julio!

Happy New Year

Mira, no pido mucho,
solamente tu mano, tenerla
como un sapito que duerme así contento.
Necesito esa puerta que me dabas
para entrar a tu mundo, ese trocito
de azúcar verde, de redondo alegre.
¿No me prestas tu mano en esta noche
de fin de año de lechuzas roncas?
No puedes, por razones técnicas. Entonces
la tramo en el aire, urdiendo cada dedo,
el durazno sedoso de la palma
y el dorso, ese país de azules árboles.
Así la tomo y la sostengo, como
si de ello dependiera
muchísimo del mundo,
la sucesión de las cuatro estaciones,
el canto de los gallos, el amor de los hombres.

                                                                               Julio Cortázar

 

Carta

Pedro:
 Disculpame que no te haya escrito antes, pero viste como son de pedorras estas fechas para mi.
Yo sé que depesión  pre, durante y post fiestas le agarran a todo el mundo. Siempre me hago la valiente y digo que a mi no, pero  no es tan cierto.
Sigo siendo una convencida de que hay  que festejar lo que queda, pero vos y yo sabemos que si la copa de champagne se transforma en botella es porque queremos ahogar penas, y las muy hijadeputas aprenden a nadar.
Bueno, por el lado de "las fiestas", lo de siempre: cena en casa de la mamma, saludando al viejo por la tarde, abuela  quejosa, las tías nuevas con su prole en la mesa, clericó en la vereda, baile hasta desfallecer... lo normal.
Ligué más regalos que  nunca. Me debo haber portado bien. Tengo zapatillas para correr como el viento, regalo de Papá Novel; un juego de cosos de cerámica para el baño, re loco, de parte de Juan; trapos glam de parte de la vieja; el consabido calzón rosa de parte de Naty y Norma;  y tu regalo (que llegó recién el 26. El correo está fatal) que me encantó. Esos detalles pelotudos me pueden.
Con los reyes se me complicó la cosa porque justo esa noche viajaba a la Gran  Ciudá, pero por lo visto ellos lo sabían. En el rincón del vestidor adonde están los zapatos, encontré una pista a seguir: un papelito  tirado  que decía "LAURA".
Hacía pila que no hablaba con ella. Y como siempre, y en mi situación, me dio julepe  llamarla. Pero fue maravilloso  y reconfortante. Es a la única que le puedo pedir ayuda desde mi fragilidad absoluta. Aprendí a parecer fuerte, pero  vos sabés que soy una cagona importante.Así  que el jueves la voy a ver. Y a empezar de nuevo!
Es la primera vez que paso enero en The Big City y no parece tan terrible: Hoy caminé mucho, hasta los bosques, y todo se  ve bello y brillante.
Quiero ir al zoológico. Pero me gustaría ir con vos.
No sé si porque anoche vimos una película de amor con la Naty, o porque estoy rodeada de belleza, o porque lo vi a Fer  y verlo siempre me hace extrañar eso de tener un compañero, pero...me pongo idiota. Y te extraño, idiota!
Me merezco estar con alguien, no? Soy buena, bella e inteligente (¿te conté que me caracteriza mi modestia?) El problema siempre es el mismo: soy demasiado complaciente con el otro.
Siempre me dijiste que el síndrome de Mujer Maravilla, mezclado don el de Florence Nigthingale eran enfermedades que no me dejaban ser Ña María. Y soy  Ña María, aunque lo niegue.
En estos años me descubrí más Susanita que nunca.Y que nadie.
Mis amigos reniegan de crear una familia, de una pareja, de la vida simple... A mi me gustaría un compañero de aventuras, un techo, un laburo como labor...
Veo correr a  la gente hacia la guita, la fama, lo exótico como constante... Y si es constante se transforma en rutina. Y la paradoja se te cae encima y te aplasta.
No, nene. No te asustes. El el fondo quiero ser Indiana Jones, o que venga un director de cine checoslovaco o yugoslavo, y me "descubra" y me haga protagonista de la peli ganadora del Oscar a la mejor  película extranjera.Obvio que  mi  locura está intacta. Pero creo que hay  que canalizarla en más realidades.
Y hablando de la realidad, tengo una idea y  muchas ganas de llevar a cabo un  nuevo plan.
Voy a necesitar tu ayuda. Y no, no te voy a decir lo que es. Pero te voy a pedir que  pienses que ha sido para vos  la vida del artista, el arte y la cultura en el pueblo. Pensalo. Y escribilo. Después te cuento.
¡Sí! ¡tu lo has adivinado! sigo sin laburo, lareputamadrequeloreparió, pero algo tiene que aparecer. No me faltan ni conocimientos ni fe, así que le pido al universo que accione, carajo.
Hoy en el I Ching me salió el hexagrama 1, sin mutaciones. ¡Creer  o reventar! Y vos y yo siempre elegimos creer.
Y querer también.¡Y yo te quiero, Piotr!
Contestame rápido. Ya sé que yo me colgué, pero vos no seas como yo. Se como vos
Nos vemos en el camino, amigo
Ma Lau

Milagro constante


Llega Pedro y  la ve a Ma Lau sentada en el piso,  a las puteadas y  sacudiendo un frasquito mínimo.
-¡Me cago en la puta madre! ¡esto no sale!-
-¿Qué es eso?-
-Brillo  labial. Todavia queda algo, ¿ves?, pero no sale, no baja-
-¿Pero eso es líquido?
-Se supone que si.Mirá...-
-¿Y si no baja que es lo peor  que puede pasar?
-¡Ay, nene! ¡Vos siempre con esas preguntas molestas! ¿qué se yo?..Pero dejame putear en paz.-
-Dale. puteá tranquila-
-¡Me cago en Newton y la reputísima madre que lo recontra re mil parió!-
-¿Y el pobre Sir Isaac que catzo tiene que ver en todo esto?-
-Que si el muy hijo de puta no hubiera descubierto la ley de gravedad yo no me haría mayor problema, pero es  la única ley ineludible: todo se cae.El pelo, el culo, las tetas, la paciencia, el ánimo, los pitos, las ganas, las capas...-
Pedro se ríe mucho de todo esto que Ma Lau desgrana mientras sigue porfiando con el brillo.
-Malu...¿Las capas?¿Qué capas?-
-¿No oíste decir  a la gente "hoy ando de capa caída"?-
-Sí. Es algo que le pasa mucho a los superhéroes-
-¡Bueno! ¡Otro día  más que ponés la palanca en boludo y se te traba!-
-No te calentés, negrita.¿Cuál es la  razón de fondo de todo esto?-
-Que si uno pudiera zafar tan facilmente de la ley de gravedad  como hace este puto brillo, todo sería distinto-
-O sea...?-
Ma Lau se desploma. Mira el frasquito sin mirarlo, levanta una ceja y casi susurra:
-Es que  yo quería volar y esa puta ley no me deja-
-¡Negra, no ves el milagro. Me extraña de vos!-
-¿Qué milagro? Milagro sería volar, ¿no?-
- Volar no es difícil. Lo hacemos todo el tiempo. Vos, yo, otros  tantos...A veces, el milagro  es estar pegado al piso-
Ma Lau lo mira con esos ojos. Se levanta del piso, tira el frasquito al cesto de los papeles y estira la mano hacia Pedro
-Vamos-
-¿Adónde?-
-A  buscar un brillo nuevo-

Genialidades

"Si amas a alguien, dejalo libre

Pero no te sorprendas que regrese  con un herpes"

Chuck Palahniuk, Fantasmas

Charla con Jose y Chichi

M: Ahora que estoy en Buenos Aires, me quiero  comprar una bici

J: Acá es peligroso ¿mirá si te atropella un subte?

Ch: el Sub-Té es el té antes de ponerle el saquito. Es  sólo  una  taza de agua caliente

(¿ ahora entienden porqué extraño tanto a mis amigos de La Plata?)

Dando cuerda

No tenía  hilos, así que la hice de palabras.

Te digo todo lo que  necesitás, si querés.

Pero aparte, te digo que  nunca estamos parados, mirando. Estamos más haciendo que otra cosa.

Que ese viaje en colectivo desde Quilmes a Caballito que duró casi dos horas no fue en vano ni fue un capricho por no tomar el tren y el  subte, tan monótonos ellos.

Que la tarde entera tirado en el sillón o  en el piso, haciendo zapping y rascándote el ombligo  sirvió para algo. La mirada cambia, se  nutre de paisajes tan extraños como cada recodo de nosotros. Por eso la comparación  eterna  con La Mansión enorme e infinita que nunca terminamos de conocer. La mente es el hogar. El cuerpo es el hogar. El alma, o eso con burbujitas que tenemos por adentro es el hogar que habitamos para siempre.

El dolor de espalda pasará. El humo  remontará vuelo, como tantas cosas (siempre queda el refugio del aire más puro, allá en la llanura del pueblo, no?)

Y no creo  que necesites realmente que te recuerde para que estás acá y qué defendés. A  veces estamos muy seguros de saberlo y  a veces  no sólo olvidamos, sino que cambiamos la batalla, aunque parezca la misma.Y no está mal.

Porque esto también pasará. El invierno, esa niebla que se pega en  los ojos y el abrigo, la felicidad que no viene del todo a abrazarnos por la calle...todo pasará.

No vendrá un mundo mejor a recibirnos  para siempre al doblar ese pasillo. Quizás ese mundo mejor dure lo que dura ese pasillo, cada paso, cada metro que recorremos.  Y que al abrir la puerta otra vez esté la desidia esperándonos con el mate frío y lavado.

No te voy a andar diciendo, entonces, que la mansión es infinita. Por que lo sabés o lo intuís.

Y si llega ese momento, en el descanso de la escalera que lleva al piso de arriba, en que ya estás cansado, en que no te dan más los pies, o las manos  o la cabeza, cuando mires abajo  vas a ver miles de escalones. Eso es lo único que debería impulsarte a creer. O a querer creer, que es casi lo mismo, pero más primitivo y visceral.

La sordidez  quizás no esté en el pasillo del subte, sino adentro del ojo. Pero  viste lo hijo de puta que es el paisaje. Nos transforma y nosotros  lo transformamos. Puro espejo son las paredes de la mansión.

Y el sótano amenazador de oscuridad y humedades parece tenebroso. Y creemos que llegar a habitar ese lugar  será la muerte. Hasta que descubrimos que allí está la bodega. Allí están  los secretos. Nuestro lugar  oscuro y sólo de nosotros.

A veces, y dejame que insista con lo mismo, nada es lo que parece.

Y   te lo digo, más que nada, para convencerme.

Porque a mi también me gustaría que alguien me tire una soga de palabras

 

Una cosa acá, en el pecho

 Te juro que es como si  me  hubieran arrancado un pedazo

 Te sigo leyendo, Negro...

Requisito casi casi excluyente

Quiero un  novio que se anime a bailar "  Procura", de Chichi Peralta  conmigo

( ¿No es algo cursi? . Avisenmé...)

 

Dos que van por la vida Marlon Brando Todo

Dos que van por la vida Marlon Brando Todo

 

 

El sábado, en el pub, estos  señores  nos hicieron  crujir las mandíbulas de risa

Estoy feliz por haber ayudado un poquitín a que esto pasara.

 Esperemos que se repita pronto

 

 

 

A lo gaucho

Así llegó  mi abuelo  al mundo, a puro guapeo. El médico que atendió a su vieja, allá en  la  Colonia 25 de mayo, en medio de La Pampa, le dijo que ese chico  no iba a  vivir.

Lo  bautizaron Luis María, nombre de político  viejo, como a  todos los siete varones que le siguieron.

Se crió como pudo, como supo, como lo dejaron.

Y se casó con la piba más linda de Quilmes. Una morocha de ojos de tiempo que derretía hasta las baldosas  del  bailongo cuando tangueaba.

La cervecería, el club, la paleta, los amigos de siempre, la política, el campito, la quinta y el chamuyo  eran la monotonía más maravillosa

Pimera hija de su primer hijo.Única nieta mujer. Morcillita con ojos

De su mano  viajé en tren y en subte por primera vez, me enamoré de Buenos Aires, caminé  hasta el  cansancio absoluto,  compré zapatos y  escuché tangos y  quejas de  ´la vida de hoy en día, porque en sus tiempos se vivía mejor.

Tener  monedas pa´l tranvía era una cuestión  de real importancia,por eso siempre ligaba los vueltitos de sus bolsillos.

El  te de manzanilla a  la noche, o el helado de menta y  café, cuando  Titina estaba todavía...Los mates a la tarde, a la mañana, o cuando sea.

El guiso perfumado con romero, salvia y otros yuyos. La siesta del verano, las contracturas de la espalda arrancadas con talco...

Agarrá la pala, decía de cuando en cuando, para no perder esa costumbre.

Se fue, después de estar un par de meses sufriendo como nunca  nunca lo había hecho. Se fue a regar su quinta, a  escuchar un tanguito, a bailar con Titina, a gritar por Perón  hasta que lo persiguieran,  a jugar  a la paleta y a mirar, desde lejos, como seguimos viviendo.

Sin él, pero viviendo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Los argumentos del frío ( a J.P.B)

 

Lo vi llegar  a la  puerta una noche de calor y viento, justo cuando mi madre se iba  de viaje.

El invierno estaba lejos, pero había argumentos para sentir  cierto frío.

Yo  era una extraña en mi propio cuerpo, no sabía sostener mis manos,  ni  él su  manera de caminar.

Miraba de costado, como sospechando un encuentro sin planificar, o un crimen ya cometido.

Más me quería acercar a él, y más se alejaba de mí.

Ni esperé a  que posara  el  vuelo en mi  charla. O por lo menos en mis ojos. Hablé más que nunca.

 

Me intimidaba tanta calma en él. Yo era un despliegue de gestos  e incomodidades en lo estrecho del asiento. Y a  veces tenía que pararme y hacer algo, no importaba qué, pero diferenciarme de su  estatismo.

Tropezando con mis manos  y mis palabras, enredándome en demostraciones absurdas él me frenó. Me dijo, casi casi sin mirarme: sos una persona muy eléctrica vos… No me gusta que  seas así ahora. Frená.

 

Me enojó demasiado su abuso de confianza, su agresión y  su tono.

 

Justo  ahí empezó a hablar.

No contó mucho.

Pero todo fue  suficiente como para que a los cinco minutos lo empezara a querer.

 

Esos días lo veía siempre de  noche. Cruzaba la calle o el bar  seguido de su séquito pobre de gente, porque su manera de desenvolverse en el mundo era  esa, la de un rey. Todos, yo incluida, cumplíamos sus órdenes.

 

Una  vez nos fuimos del bar actuando una pelea de novios, para que se pudiera robar un trago y salir disimuladamente. Me ponía a prueba sin dudar, y dándome motivos de duda sobre mi.

Me hizo reír y enojar con sus teorías sobre la rebeldía y la música. Me dio confianza haciéndome desconfiar de mi misma.

 

Se fue un día a la gran ciudad, y por mucho tiempo no  supe nada, apenas unos datos perdidos extraídos del  Messenger.

 

En julio volvió. Distinto, pero  si grandes modificaciones visibles.

Las cosas invisibles  estaban, sin embargo, flotando como niebla y  como hilos de colores en el viento, sobre su cara.

 

Llegó a nuestra mesa del bar  y  otra vez me intimidó, pero no me dejé convencer por mí. No me di bola,  y lo miré con mis ojos abiertos

 

 Y otra  vez, pero en  medio del invierno, me desarmó los argumentos del frío.

 Y ayudó, junto a otros, a convertir el departamento de la tía, en La Mansión.

 

Desplegó su  risa y su vulnerabilidad.  Mostró su amor por las cosas y la gente. Nos pintó de azul y verde la cara.  Nos llenó la casa de humo de camel, me emborrachó  riendo, me ordenó  la complicidad,  me abrazó  dulce y  melancólico, me confió  muchos  no secretos, me volvió a emborrachar, tiró piedras a la iglesia, me impulsó a quererlo más, hizo enojar y reír a muchos y se volvió a Buenos Aires dejándome un olor a felicidad casi perdurable, sacándonos el frío de julio, al fin.

  

La pampa tiene el ombú, el ombú tiene la hoja y la mama tiene la hija para que yo me la ...

Hay vecinos  nuevos en el barrio: Marcelo, sus Salieris y mis anhelos todo  mezclados en una loca loc telenovela internética. Pasen  y vean

(como el sistema de poner links a los cosos cambió y yo soy del campo, acá les dejo esto: www.salierisdelacanna.blogspot.com  www.marcelolacanna.blogspot.com . No dejen de pasar por lo comments)

Frase Célebre de un filósofo del pueblo( ya que él no pone un blog, lo digo yo)

Frase Célebre  de un filósofo del pueblo( ya que él no pone un blog,  lo digo yo) Matias Roberto Ezequiel dice:Nueve de Julio es mi patria, al carajo con Argentina. Patria es ese lugar que si se nombra uno se siente nombrado. Quien dice Nueve de Julio me esta llamando a mi.

Conversación aguada

Manu dice:
hoy vi un negocio con mariscos, cosas asi, de pescado
María (extrañandote, aunque no debería) dice:
que rico, mariscos
Manu dice:
"frutos de mar"
María (extrañandote, aunque no debería) dice:
si, eso
Manu dice:
habia una vidriera y se veian todas las cosas
Manu dice:
y yo estaba del lado de la lluvia
Manu dice:
y era rico

Linda imagen de regalo, para una tarde nublada
Tante Grazie

Domingo a la tarde

Nada más bello que perderse en Parque Chas, cuando el invierno vigila.

¿Post infinito?

Un tal oso figueredo escribiendo comments en un blog
Dieguez, leyendo entre giladas las verdades.
Yo, reproduciendolas
Y así hasta el infinito
Pero nunca menos ciertas

Mejor callate

Me dijo: dale, si te tengo unas ganas.
Y lo único que pude pensar es que yo ya no.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Dos días en la vida

-Estuve el fin de semana con Lorena y me di cuenta que todo el tiempo nos pasan esas cosas-
-¿Qué cosas-
-Eso.El desamor y la risa y los amigos y las futuras pastas caseras con tuco y la guerra de las galaxias, y el locro sin carne, y los recitales inusitados y los libros magicos y eso.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres